Etiquetas

,

Un buen plan para el control del azúcar en la sangre puede ser diferente para cada persona, pero, hay algunos consejos comunes a seguir que pueden ayudar a mejorar sus resultados.

Desayuno Diabetes

Mantener hábitos alimenticios consistentes

Saltarse las comidas, especialmente el desayuno, podría aumentar el niel de glucosa en la sange.

Si usted no come durante varias horas a causa del sueño u otras razones, el cuerpo convierte la glucosa liberada por el higado en combustible (energia).

Para muchas personas con diabetes tipo 2 (personas con discapacidad de tipo 2), el hígado no funciona adecuadamente y sigue produciendo glucosa aunque ya no sea requerida por nuestro cuerpo (no sabe cuando parar de producirla en exceso). Comer algo con un poco de carbohidratos indica al hígado que debe detener el envío de glucosa al torrente sanguíneo.

Saltarse las comidas también puede conducir a comer en exceso, lo que puede causar un aumento de peso. Y si se toman ciertos medicamentos para la diabetes que estimulan la insulina del cuerpo, como el común de las sulfonilureas, o si toman insulina con inyecciones o una bomba, se arriesga a que su nivel de glucosa en su sangre sea demasiado baja si omite o retrasa las comidas.

Incluya carbohidratos saludables en su dieta

Las dietas bajas en carbohidratos “no son equilibradas y privan al cuerpo de fibra necesaria, vitaminas y minerales”, dice Constanza Brown-Riggs, MSEd., RD, CDE, CDN, autor de la guía afroamericano para vivir bien con diabetes (Career Press, 2010).

Recientemente, Brown-Riggs ausculto a una persona con diabetes tipo 2 que comía muy pocos hidratos de carbono. El resultado: poca energía y fuertes dolores de cabeza. Brown-Riggs ayudó a la persona a equilibrar su plan de comidas sugiriendole frutas, granos y otros alimentos que contienen carbohidratos. “Sus dolores de cabeza desaparecieron, fue restaurado su nivel de energía, y estaba feliz de saber que podía comer fuentes saludables de carbohidratos y manejar sus niveles de glucosa en su sangre con éxito”, dice Brown-Riggs. Las claves del éxito son administrar las porciones de todos los alimentos, repartir los alimentos a lo largo de su día, y trabajar con un equipo médico para idear una comida individual, la actividad, y el plan de medicación.

Cocine la pasta al dente y mida sus porciones

Lo mejor es comer los espaguetis al dente, dice David JA Jenkins, MD, Ph.D., Doctor en Ciencias, presidente de investigación de Canadá en materia de nutrición y metabolismo en la Universidad del Hospital de St. Michaels y Toronto. La pasta recocida y otros almidones se vuelven blandos, pierden su forma, y liberan su glucosa con más facilidad, es probable que aumente el niel de glucosa en su sangre, dice.

“El verdadero problema de la pasta es que es muy agradable al paladar”, y usted podria comer más de lo permitido, dice Jenkins. Una taza de pastas proporciona tantas calorías y gramos de carbohidratos como tres rebanadas de pan y la pasta se metaboliza más rápido. Cocine los alimentos que contienen almidón adecuadamente, evite sobre cocinarlos. Lo más importante, controlar las porciones y contar las calorías y los gramos de carbohidratos.

Fuente: Tips Para Mejorar El Control De Glucosa En La Sangre