Etiquetas

,

Diabetes Calor

Hay muchas maneras de combatir el calor, tomando un baño en la piscina o el mar, sentandose directamente frente al ventilador o el aire acondicionado, o más drásticamente cambiar de lugar de residencia a un clima más frío. Sin embargo, a menudo, acudir a una bebida fría es la forma más fácil y más sabrosa de bajar la temperatura del cuerpo unos pocos grados y evitar la deshidratación.

El clima caliente y húmedo hace que las personas transpiremos más fuertemente, creando un posible déficit de líquido. Deficiencias de líquido prolongada pueden llevar a la deshidratación o la insolación, incluso una leve deshidratación puede hacer que su nivel de glucosa en la sangre se eleve. Es por esto que es bueno asegurarse de estar bien hidratado este verano.

Esto es especialmente cierto si usted está haciendo ejercicio vigoroso. Algunos tipos de ejercicio, como el entrenamiento de resistencia o levantamiento de  pesas pueden causar que la glucosa en su sangre se eleve, esto, junto con una leve deshidratación puede originarle problemas mayores. El nivel de glucosa elevada puede agravar la deshidratación ya que los riñones tratan de aumentar la producción de orina (tomando liquido del cuerpo) para desechar el exceso de glucosa.

Las personas jóvenes y saludables tienen una ventaja: su mecanismo de sed está intacto. Cuando el cuerpo detecta una disminución del volumen de sangre (la cantidad de sangre que corre por las venas y arterias), pone en marcha una serie de factores que restauran el equilibrio. Se envía mensajes a los riñones para reciclar más del fluido que se enviaria normalmente a la orina y estimula el mecanismo de la sed. La sensación de sed en las personas mayores a menudo se encuentra debilitado, por lo que necesitan hacer un esfuerzo consciente para mantenerse bien hidratado. La deshidratación severa en las personas mayores o debilitadas puede llevar a una condición conocida como síndrome hiperosmolar no cetónico hiperglucemia (HNKS). Cuando el cuerpo esta muy deshidratado, la osmolaridad (concentración de glucosa, sodio y otros electrolitos en la sangre) es más alta que la del tejido circundante. El líquido es jalado de todo organo posible, incluyendo el cerebro, lo que origina una escalada en la deshidratación de tejidos y órganos. A medida que el cerebro se deshidrata, un estado de coma y finalmente la muerte pueden sobrevenir.

Pero las cosas no tienen que llegar a una situación tan desesperada. El agua es su mejor opcion para refrescarse e hidratarse. Es libre de calorías y, dependiendo de donde usted la consiga, baja en sodio y aditivos. Servida fría es muy estimulante

Para un pequeño cambio y si prefieres mas sabor en tus bebidas puedes tomar refrescos dieteticos u otras bebidas tónicas sin calorías, aunque no son tan buenas como el agua, no van a aumentar el nivel de glucosa en su sangre y se hidratará ya sea que contengan cafeína o no (Los científicos solían pensar que la cafeína causaba la excreción excesiva de líquidos, pero esto resultó ser falso, excepto cuando se ingieren grandes cantidades de cafeína (más de 500 mg, la cantidad de alrededor de 4 tazas de café)).

Lo mismo no puede decirse de alcohol. A pesar de que una cerveza fría en un día caluroso puede parecer celestial, el alcohol no es la mejor manera de reponer el equilibrio de fluidos del cuerpo. Así que, si tienes sed o has estado mucho tiempo bajo el sol, toma primero  bebidas no alcohólicas y luego puedes disfrutar de tu cerveza. Recuerda, las bebidas alcohólicas deben limitarse a no más de una porción para las mujeres y dos para los hombres.