Etiquetas

,

Es especialmente importante cuidar de sus pies si usted tiene diabetes. He aquí cómo cuidar de sus pies y algunos consejos sobre cuándo buscar ayuda profesional.

La diabetes puede limitar el suministro de sangre a los pies y causar una pérdida de sensibilidad. Esto puede significar que las lesiones en los pies no se curen bien, la falta de sensibilidad puede ser ser la causante directa de que no note si su pie está irritado o lesionado. Si usted tiene diabetes, tiene 15 veces más probabilidades de tener una extremidad amputada debido a la gangrena.

“El riesgo de complicaciones se puede reducir considerablemente si es capaz de bajar o mantener bajo control el nivel de azúcar en la sangre”, dice el especialista en pies Mike O’Neill.
“Asegúrese de que su presión arterial y niveles de colesterol también sean monitoreados y controlados con la medicación si es necesario. También fumar no es una buena idea, ya que tiene un efecto perjudicial sobre el suministro de sangre a los pies. ”

Consejos para el cuidado del pie si usted tiene diabetes.

Consulte a un podólogo al menos, una vez al año.
Mantenga sus pies limpios y libres de infección.
Use zapatos que le queden bien y que no aprieten ni le queden muy sueltos.
Nunca camine descalzo, sobre todo en el jardín o en la playa cuando se vaya de vacaciones.
Cortar o limar regularmente las uñas de los pies.
Hagase ver sus callos por un podólogo.
Busque tratamiento de su médico de cabecera o podólogo si las ampollas o lesiones en los pies no se curan rápidamente.
Tratar las úlceras con urgencia, dentro de las 24 horas, especialmente si hay enrojecimiento o hinchazón alrededor de la zona, o en un área donde previamente haya requerido atencion profesional.

Consulte a su médico si:

Ve grietas en la piel de su pie.
El pie cambia de color y se vuelve más rojo, azul, pálido u oscuro.
Observa inflamación adicional en los pies, donde había una ampolla o lesión previa.