Etiquetas

Hacer Frente Diabetes

Seamos realistas, la diabetes no es una enfermedad fácil de tener o manejar. Puede ser frustrante y requiere mucho trabajo. Además de eso, todo el mundo parece tener una opinión acerca de la diabetes, algunas veces validas otras no.

Como miembro de la familia o amigo de una persona con diabetes, es posible que vea a su ser querido luchar contra la diabetes. Algunas personas con diabetes tienden a minimizar o ignorar su diabetes. La fatiga, frustración o apatía es común que aparezca luego de varios años de luchar contra la enfermedad. Pero, como dice William Polonsky, Ph.D., autor del libro, Diabetes Burnout, “Haciendo caso omiso de algo malo que le está pasando tiene mucho sentido si no hay nada que puedas hacer al respecto.” Eso es parte de por qué ver a un familiar o a tu pareja que hacen poco o nada para mantener su diabetes bajo control puede ser tan doloroso.

Sin embargo, si usted es un familiar, amigo o compañero de una persona con diabetes, es importante recordar que quizás no podamos entender completamente lo que la persona esta pasando (aunque se intente) y que debemos manejarnos bajo ciertos limites y sobre todo con respeto. Regañar, controlar, extraer promesas y manipular a alguien para que hagan lo que usted quiere … no funciona.

Entonces, ¿qué debe hacer? Dr. Polonsky ofrece los siguientes consejos:

No asuma que usted sabe lo que su ser querido con diabetes está pensando.
No tratar de entender cómo las acciones de su ser querido tienen sentido desde su perspectiva.
No ofrezca consejos a menos que se los pidan.
No ofrecer ayuda si la persona es receptiva.
Recuérdele a su ser querido que él o ella es amado bajo toda circunstancia.
Cuida de ti mismo y busca educación sobre la diabetes.

Además, podría ser de utilidad:

Pregúntele a su pareja, amigo o miembro de la familia que lo acompañe a caminar, andar en bicicleta u otra actividad (acepte un “no” si esa es la respuesta).
Ofrecer opciones de alimentos saludables, pero sin obligar. En última instancia, es la elección de la otra persona.
Trate de no ser muy latoso.
No dejes que la diabetes de otra persona tome el control de tu vida.
Buscar ayuda profesional si se siente abrumado.
Trata de motivarte a ti mismo para hacer cambios en tu estilo de vida, si es necesario.
Aprende a poner límites.

La conclusión principal es cuidar de ti mismo y encontrar tu propio sistema para apoyar a la persona con diabetes. Respetar los deseos de tu ser querido y demostrarles que te importan, eventualmente ellos descubriran que él o ella tiene apoyo y poder para enfrentar y controlar su diabetes.